lunes, 20 de octubre de 2014

Pregón de Apertura del Año Jubilar Teresiano 2014.

Va tocando el día a su fin y tras las misas en las parroquias, tras los encuentros familiares o cierto descanso, venimos a presentarnos ante el Señor, venimos a un último encuentro entre hermanos que nos reanime y ponga el broche celebrativo a este domingo, regresamos al calor fraterno de la mesa del altar y compartimos la alegría de la apertura del V centenario del nacimiento de santa Teresa de Jesús, anunciamos un año de gracia que nos acerca el recuerdo de esta trotaconventos castellana que empezó buscando el martirio, pasó por el desierto de la oración y nos legó una vida que es camino místico de busca y encuentro del corazón eterno de Dios.

En tiempos de necesidad y apertura a lo trascendente, esta santa andariega y alegre recuerda a propios y extraños que Cristo es el rostro visible de Dios invisible y que por la humanidad de Cristo llegamos a su divinidad. Que, como en la liturgia, vamos de lo visible a lo invisible y en lo manifiesto brilla la luz inextinguible de la revelación divina. Es una buena excusa para presentarla a quienes no la conocen, pues es maestra y testigo, es transmisora de una experiencia preciosa de encuentro personal con el Dios invisible que la mimó y le reveló sus profundidades.

En tiempos de individualismo y búsqueda personal, será esta reformadora animosa un buen referente. Será la espuela que empuja cara profundidades mayores más y más adentro en la espesura del corazón humano, siguiendo los pasos del Amado que un día, en nuestro bautismo, nos marcó con el sello indeleble de su amor y pertenencia. Podremos tomar sus obras para proponer al buscador de lo espiritual y de la autorealización que es la propia alma el castillo a conocer y conquistar, el bastión en el que ondea la bandera de Dios, oteada a veces y reconocida apenas como ansia de eternidad y vida.

En tiempos donde vende la novedad y lo cambiante, extraños y prójimos veremos a la reformadora que ama y porque ama busca lo mejor y verdadero para la Iglesia. Con ella podremos aprender el valor de la paciencia y lo bello intemporal, la necesidad de reforma en miembros e instituciones dentro de esta gran familia que brilla con el esplendor de la fe y, a veces, soporta la negrura del pecado y el demonio en su propio seno.

No queramos aprehenderlo todo en este momento ni en esta tarde, no. Dejemos que todo un año nos enseñe y acerque. Año que en nuestra Iglesia particular se vivirá desde este Año Mariano, desde estas ganas de nueva misión y desde el inicio de un curso que nos habla de sueños y realidades, de retos y propuestas, de Dios y de la humanidad, de lo nuevo y lo antiguo, de lo necesario y lo urgente. No hay tiempo de más, no al menos hoy. Así, pues, callo, y con todos vosotros, celebro esta misa y esta apertura de Año Jubilar teresiano. No podríamos hacerlo desde mejor lugar que este Carmelo que nos acoge e invita, que nos agradece la presencia y nos lanza al desafío de conocer y tratar con esta buena amiga de Cristo y hermana nuestra.
(Pronunciado el domingo 19 de octubre de 2014, en el carmelo de Ourense, a los pocos minutos de las 19 horas, justo antes de la Misa presidida por el Sr. Obispo, monseñor Leonardo Lemos)

viernes, 18 de abril de 2014

Hoy... hoy no hay Misa.

Y es que estamos en Viernes Santo y de antiguo es el único día del año que no hay Misa, fíjese usted. No sería extraño que a las puertas de más de una parroquia con Misa diaria se sigan acercando personas a preguntar por la Misa de nueve (después de Pascua avísame y te cuento alguna anécdota de estas) y se encuentren con el sacerdote explicándoles que hoy no hay, aunque ellas afirmen que otros años se hacía... y uno se lo piense dos veces antes de echarse a reír o cabrearse.

Lo dicho, hoy no hay Misa. Y es que la celebración de este Viernes es la de la Pasión. Con esas dos partes definidas: la liturgia de la Palabra iniciada con la postración sacerdotal ante el altar y rematada con las preces (especialitas hoy, aviso) y, como segunda parte, la adoración a la cruz y comunión.

La liturgia de la Palabra es larga, por eso qué bien sienta poder celebrar menos y poder hacerlo con más gente y con voluntarios que se unan para leer la pasión. Esta lectura de la pasión es la misma siempre: la versión de san Juan. Y la adoración de la cruz es también algo único: sólo se realiza hoy.

Aproveche usted que vale bien la pena acercarse a una iglesia y pegarse el chapuzón litúrgico del día. Y anímese a hacerlo con el espíritu de la Iglesia: con ayuno y abstiencia. Porque el Esposo hoy es asesinado, los ánimos caen, la muerte se hace oscura presencia que envuelve. La esperanza en la resurrección brilla como una velita pero ha de templarse ante el realismo de este Maestro de bellas palabras y magníficos signos que en la cruz muere, perdonando y salvando.

Ah, si se siente usted cristiano, no deje de echarle una mano a su sacerdote... GRACIAS.

jueves, 17 de abril de 2014

Jueves santo... de nuevo.

Y el triduo pascual regresa y se abren los libros litúrgicos para darnos el tesoro de nuestra fe concentrado y quintaesenciado. Misterio de la pasión, muerte y resurreción del Señor en tres días potentes de celebración especial.

Personalmente, iba a poner una pica en Flandes con la posibilidad de poder celebrar estos dos días en Allariz con las parroquias más cercanas pero está visto que no he sabido animar y convencer o no están por allí los tiempos para uniones y celebraciones bellas y con calma. Tocará ponerse las pilas, ajustar el reloj y rodar por algunas parroquias para poder llegar a los más posibles y de buenas maneras. Porque el peligro es querer ir a todas y andar a toda velocidad sin profundizar ni dar tiempo a celebrar dignamente. Hombre, estos días se merecen una calidad especial. Lástima que muchos feligreses no se den cuenta o, peor, no quieran cambiar su actitud sabiéndolo.

Al final, un poco como siempre: mañanas en las celebraciones de la ciudad, tardes en las parroquias... y la novedad de participar por primer año en las celebraciones de Allariz. No en todas que no hay tiempo pero sí en algunas. Lo cual será un pequeño remanso de novedad y calma. Liturgia con otros compañeros y no yendo solitario de un sitio a otro.

Jueves santo de nuevo, día de la institución de la Eucaristía, del sacerdocio, del mandamiento nuevo del amor... uuuuuy, mucho por recordar y por poner al día.

Ya sabes, FELICITA  a tu cura, reza por él y, si te cuadra, échale una mano con las celebraciones. GRACIAS.

lunes, 27 de mayo de 2013

Crónica del Encuentro de Grupos Bíblicos de Ourense 2013.


Es de resaltar que esta llamada de la Vicaría de Pastoral este año se ha visto ampliamente respaldada. Sabemos que es época de primeras comuniones y confirmaciones pero es también invitación ya tradicional: el último sábado de mayo es jornada especial para los Grupos Bíblicos de nuestra diócesis.

El pasado sábado, 25 de mayo, diversas parroquias respondieron a esta llamada y se reunieron en las instalaciones del antiguo colegio de los paúles. Llegaron a las once de la mañana para, al poco rato, empezar juntas la jornada.

Dirigida por don Paco Pernas, la Lectio Divina nos acercó a Hb 11, 1-22. Tras una introducción y breve presentación del texto, don Francisco Prieto entronizó el libro de la Sagrada Escritura. Este momento de oración cuenta con las voces de hasta siete laicos distintos, de tal modo que hacemos palpable este deseo de sentirnos todos protagonistas en la convivencia.


Tras la oración, la formación. Don José Antonio Gil tomó la Carta de Santiago y nos  fue desgranando su contenido. Bien nos lo advirtió al principio: esta charla no va a ser un lugar de discusión acerca de quién es el autor, su época o destinatarios... No, esta charla presentará el contenido de la Carta y su meditación y aplicación a la vida en nuestro tiempo.

La fe se expresa en obras y a la caridad hecha carne empuja. Santiago baja a cuestiones concretas, a hechos cotidianos donde la fe se expresa u oculta, donde se escoge la bendición o la maldición, el camino de la vida o el de la muerte.

Al primer camino corresponde la fe en Dios y el amor al prójimo, la coherencia cristiana y testimonio del Nombre de Jesús, las obras de misericordia y la acepción de todos.

Al segundo camino, contrario a Dios y qlejado de las necesidades de los hermanos, corresponde lo contrario.
Santiago pone a la luz, también, la doble vida que nos tienta o nos esclaviza. Ahí están los pecados de la lengua, el engreírse en la sabiduría humana que deja de lado a Dios, los peligros de la riqueza,...
Pero no todo es una cuestión de responsabilidad individual sino que el autor de la Carta exhorta a la corrección fraterna, al buscar y perseverar en la verdad y el compartirla y llamar la atención cuando el hermano se desvía de la coherencia cristiana.

Don José Antonio remató su conferencia invitando a leer con calma la Carta y a no olvidar la palabra, y la práctica viva, de la coherencia.

A las 13.45h fuimos al santuario a rezar el Angelus y ensayar los cantos de la celebración de la tarde.
A las dos de la tarde, la comida, con su debida sobremesa, animada especialmente por don Tomás Delgado, párroco de Xinzo, al que siguió algún espontáneo. Luego, recoger las "cestas" y para el santuario de nuevo.

Allí se celebró la Liturgia de la Palabra, presidida por el Sr. Vicario de Pastoral, basándose en el texto lucano referido a María y su fe en Dios, alabada a grandes voces por su prima Isabel: "Bendita tú que has creído". Y en ese clima oracional se animó a los fieles a pasar junto a la imagen de la Virgen madre, nuestra Señora de los Milagros, mientras recibían una vela encendida como recuerdo del día y mientras se desgranaban las avemarías de los misterios de gozo.

Tras el rezo de las letanías de algunas advocaciones marianas de Ourense se cantó el himno de la Virgen de los Milagros, "de Ourense joya preciosa", y nos despedimos a las cinco de la tarde.

Acudieron unas ciento veinte personas de toda la diócesis y las impresiones recibidas en general fueron muy positivas, lo que nos anima a ir pensando en una nueva convocatoria el año que viene. Ojalá que durante el curso se formen nuevos grupos de lectura creyente de la Biblia y los tengamos con nosotros, ya sabéis, el último sábado de mayo en el santuario de nuestra Señora de los Milagros del Monte Medo.

Que la Palabra os acompañe.

viernes, 29 de marzo de 2013

Balbuceos poéticos a ritmo de lluvia y soledad.



La lluvia conforma en su monótono chapoteo oscuro una preciosa nana de inefables promesas de sueño. Desde mi ventana oteo un cielo que se licúa en un mar de húmedas bendiciones que me apresto a rescatar de las calles empedradas de tantas pesadillas cotidianas y, paciente alquimista, me dispongo a la sutil destilación del plomo nocturnal en áureo sueño, presto a la lisonjera seducción de la dama plateada, oculta hoy tras los velos lejanos de nubes celosas de su monócula observancia.

La melancolía se parte en cien regueros de búsquedas que hoy no pienso seguir. Quizás deje vivir un par de ellas, consciente de la lejanía de sus aspiraciones y de la distancia de quienes quisiera ahora poder abrazar. Lo hago desde el cabal invisible que da forma espírita a emanaciones prodigiosas e ilocalizables de viento amoroso, imaginarios suspiros por las miradas que sobreviven en mis recuerdos y espero vivas en sus domicilios.

Corre la lluvia por la auriense plaza y la imagino ante el portal de quien quizás se emocione ante esta línea que guarda un reverente beso para ella, asombrado el propio caballero ante tal desparpajo de la pluma ciberexistente y cuasipensante o, mejor, más libre y atrevida que la del corazón que la riega en mares de rojo fluido vital. La sincronicidad y su sonrisa dirán...

Cayó la noche y la inspiración meliflua da paso a palabras que busqué de día y que no hallé hasta que abandoné tal pesquisa. Ya está: ha hablado. Ahora toca el silencio y el asombro ante la magnanimidad de un techo y un lecho, ante la presencia de la soledad y la gracia, ante el deseo recatado de dulces sueños que amparen una sonrisa que al alba espero encarnar.

sábado, 16 de febrero de 2013

Poetizando entre balcones...

Ah, balcón, recibidor de los pasos nocturnos lentos y los aceleres matinales; escenario de mil sueños y cien sonrisas, de ventanas abiertas a la luz y el trajín o cerradas con la violencia de la tristeza.

Tu cuna de altos vuelos esta noche se cierra sólo por costumbre, por no querer volar hoy más sobre estas calles de espantosa monotonía ni querer soñar más con nuevos mundos que se envejecen con el paso de las horas. La costumbre de dormir sin soñar ha cerrado hoy las ventanas que mañana abrirás cansada pero sonriente, como si nada pasase y todavía un día más quisieras cargar con el peso del mundo.

Pero la luz no se ha ido, no se esfuma la esperanza de otra pompa de jabón que sí escape de la gravedad y su fragilidad cristalina, explotando en tu mejilla en medio de risas a destiempo.

Yo dejo estas notas, cansado de una noche que me ha traído a mi musa y se la ha llevado, como si sueño y muerte desfigurasen su ser hermanas y se metamorfoseasen en un híbrido de inconfesable sopor y lástima.

Cierro mi balcón, cierro los ojos y paso despacito al otro lado, siguiendo al gato negro que mira con ojos de luna y susurra interminables palabras de efímera poesía que ahora mismo ni distingo. Tejo un adiós que vuele al tuyo y sostenga la brecha blanca de tu sonrisa, sábana de sueños, balancín de ilusiones y flor preciosa que mañana trasplantar a la maceta de tu balcón, ahora yerma.

Empezando a balbucear en poético galego.



Atado a noites de escura promesa, retorna o aprendiz ó laboratorio de soños esquecidos, consciente do seu pouco saber e á inmensidade do inmenso arco celestial que garda todo o que descoñece. No ático da soidade consciente recolle as verbas do día e úneas con mítica arte de antergos mestres ós pensamentos e sentires, fusionando canto é con canto queda por ser. E nas horas sen tempo recolle o relente de Lúa para os traballos de finísimo trazado.

Coma un ferreiro de delicadas liñas, atento á chama do lume espectral, dá vida a un fuelle de harmónico fungar. Co ritmo acompasado de quen respira vida e soños á par, funde os restos do día na fragua negra do satén nocturno, sen queimalo nin apagar as estrelas. A elas mira con ollos doutros tempos e lugares, en ansias de verbas escritas pero non coñecidas, por un sorriso máis. Como sorrí a Lúa hoxe enmarcada na negrura do seu vestido de festa quere el que sorría unha dama enmarcada con horas de insomnes horas. 

E infunde alegría a aquel lumiño con cada movemento lene das súas mans, e traza arcos de fina prata nos regueiros de pedra por onde o metal inundará, e debuxa sorrisas para logo compartir ou lanzar ó frío ar que as acollerá cara cercano balcón, e dáse conta de canto queda por aprender.
Un trazo máis, unha noite menos, un ollar queimado por lume de noites soñando e días de misteriosa inspiración e o soplo da pequena musa refresca a ventá desta mañá madrugadora que trae ventos de renovación e ánimo.

As estrelas logran encender un novo día e o ático dos soños respira brisa que chama polo aprendiz. As sementes dos soños son agora propostas de alegre vivir e baixo o silencio do pequeno alquimista agroman balbuceos de sentido sentir.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Domingo Gaudete.

No, no se asuste usted, hombre, que lo de arriba está bien escrito y es palabra latina que define este tercer domingo de Adviento: el domingo alegre, de la alegría.

"Estad siempre alegres en el Señor. Otra vez os lo digo: Estad alegres. Que vuestra bondad sea conocida de todos. El Señor está cerca." Esto es lo que rezamos estas tardes dominicales de Adviento y lo que esta mañana escuchamos en la segunda lectura. Alegría en el Señor, alegría por su cercanía. Y la Iglesia, por si se nos olvida, nos repite los tiempos y celebraciones hasta que la descubramos y hagamos nuestra.

Alegría que surge de la fe, de esa confianza que es un sí a Dios, que es un decirle "creo, te creo" y por ello vivo como quieres... o lo intento. Pero con la alegría de los santos, de quienes se saben hijos porque han descubierto a Dios Padre. Alegría que nos recuerda este tercer domingo de Adviento, sí, pero que siempre sale en misa cuando el sacerdote, mostrándonos el Cuerpo del Señor bajo apariencia de pan, dice: "dichosos los invitados a la cena del Señor"... dichosos, alegres. Qué buen descubrimiento para estas semanas anteriores a la Navidad.

La fiesta del Nacimiento es toda una novedad para el mundo: Dios hecho hombre, Dios despojado de todo lo que nos puede parecer lejano. Por ello pide la Iglesia en la oración colecta de la Misa: "concédenos llegar a la Navidad –fiesta de gozo y salvación—y poder celebrarla con alegría desbordante." Creo que es un mensaje bello y animante ante tantos prejuicios que nos hacen ver estos días como tristes porque no se sientan a la mesa muchos seres queridos. Quizás pudiera ser incluso llamada de atención: ¿por qué me siento a la mesa en Navidad? No vaya a ser que digamos celebrarla y resulta que Cristo es el gran olvidado. Porque vaya paradoja: celebrar el cumpleaños de Jesús y no haberle dicho nada. Qué mal, ¿no?.

La Iglesia me recuerda a Cristo, me lo regala. Así que no estará de más pensar estos días y rezar por esta Iglesia que con sus virtudes y pecados me ha regalado la fe. Escribió J. Ratzinger hace más de cuarenta años: "La razón de que hoy ya nada quiera salirnos bien estriba probablemente en que buscamos en exceso confirmarnos a nosotros mismos. Permanecer en una Iglesia que en realidad primero debe ser construida por nosotros para que nos compense permanecer en ella no merece la pena; es una contradicción en los términos. Permanecer en la Iglesia porque ella es digna de perdurar, de seguir existiendo; porque es digna de ser amada y transformada en todo momento por medio del amor más allá de sí hacia sí misma: ese es el camino al que hoy nos remite la responsabilidad de la fe." 

domingo, 28 de octubre de 2012

La imagen popular de la ciencia. Síntesis de un Discurso del Papa Benedicto XVI.

Hace hoy dos años, tal día como hoy,  el Papa dirigió este discurso (http://www.unav.es/cryf/papaaacademia.html) a la Asamblea Plenaria de la Pontificia Academia de las Ciencias. Por tal efemérides, ofrezco aquí la síntesis.

- El motivo del discurso es la reflexión de la Academia acerca de la herencia científica del s. XX.

- La imagen popular de la ciencia se mueve entre dos extremos que no la definen pero sí aparecen en muchas ocasiones: por un lado, el creer que la ciencia es la panacea de todo mal humano; por otro, el quedarse en los resultados destructores que la investigación científica y la técnia nos ponen en las manos. Su verdadera tarea es la investigación paciente y ardiente acerca de la constitución del cosmos, el mundo, el ser humano. Tal investigación arroja resultados parciales para nada desdeñables sino laudables, pues son acercamiento a la verdad y base para futuras mejoras.

- La investigación lleva en todos los campos científicos a la experimentación pero también a la toma de conciencia de nuestro puesto en el mundo y el universo, amén de abrirnos a preguntas definitivas, más allá de las posibilidades empíricas del método científico. Tal apertura lleva a reconocer la amplitud y riqueza de la realidad y a la necesidad de contar con la reflexión filosófica y teológica.

- El científico descubre leyes en la naturaleza y, desde ellas, puede elevarse, como ser humano que es, al logos, a la razón y sentido que son sombra y mostración de la Razón Creadora, Dios. La ciencia, así, no se cerraría en sí misma sino que sería lugar de diálogo entre diversos saberes.

- La ciencia y sus frutos tecnológicos han de ser puestos al servicio del bien del hombre y el progreso de los pueblos, de tal modo que sea ayuda y acicate a la fraternidad y la paz.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Los arciprestazgos de Ourense peregrinan a la Catedral.

La vida humana no se hace únicamente de palabra y deseos sino que se manifiesta en obras y historia. En una época en la cual esas manifestaciones visibles son tantas veces malinterpretadas o desvalorizadas, desde la Programación Diocesana de Pastoral, se nos invita la una manifestación pública de fe, concretada en una peregrinación. En el Año de la Fe se nos dice  que procuremos salir los arciprestazgos en peregrinación a la Catedral de Ourense. En la primera acción del segundo Objetivo Preferente encontramos tal invitación: "Preparar con esmero la apertura y la clausura del Año de la Fe así como las peregrinaciones a la S.I. Catedral y a la Sede de Pedro, para confesar la fe." Pues antes de salir, preparémonos.

"Sal de tu tierra"  (Gn 12, 1).

La llamada a la peregrinación es de orden religiosa. Si otro es el motivo central de la salida tendremos turismo o curiosidad, ocio... sólo hablaremos de peregrinación si el motivo central es religioso, es buscar un tiempo y lugar determinados para el encuentro con Dios. Un encuentro que puede ser personal o comunitario. Un encuentro para el que  hay que abandonar  lo cotidiano y coger la mochila de lo  nuevo, de lo distinto; en el que hay que disponer el corazón a una jornada en la que la atención y el asombro deben brillar con fuerza propia. No sea que cambiemos de sitio pero el sitio no nos cambie.
Dios está en todas partes, sí, y lo importante es la oración desde el corazón, bien es verdad, pero no podemos olvidar lo que decíamos al inicio de estas líneas ni que Dios se manifestó también en lugares y circunstancias que hoy nos sirven como recordatorio material del divino paso por nuestra realidad.


"Creo-Creemos".

Nuestra fe lleva en sí la doble dimensión personal-comunitaria. Recibimos la fe dentro de la comunidad de la Iglesia, muchos fuimos bautizados en la fe de nuestros mayores: aquí tenemos la fe recibida, la fe en su dimensión comunitaria. Y no se reduce a esto sino que se abre al apostolado, a la evangelización, a la manifestación pública del creer, del juntarse a otros para alabar a Dios. Pero hay también esa dimensión personal que supone que yo mismo, por mí, respondo "sí" al Señor; dimensión que se cuida en la lectura de la Palabra y en la oración, formando así un precioso diálogo que abre más y más el corazón al Dios escondido e invisible pero Padre y cercano, manifestado en su Hijo encarnado.
Una peregrinación es motivo especial para recordar esto, para compartir el tesoro precioso recibido en el Bautismo. Esta salida, que tiene como fundamento el encuentro con Dios en un día especial, me abre a los otros para recordarme que soy hermano de una gran familia y que mi fe me fue transmitida, no puedo inventarla y hacerla propiedad egoístamente preservada. Pero no sólo a nivel espiritual sino que me da la oportunidad de ejercer la fe, de concretarla en palabras y obras, de descubrir cómo la fe nos lleva al amor y cómo el amor va prendido de la fe.


La Catedral, iglesia madre.

El templo de la Catedral no es un templo cualquiera, es la sede del Obispo diocesano, el lugar de referencia para las diversas iglesias, un lugar en el que cuidar de modo especial la liturgia y que siempre está abierto a cualquier fiel en busca de un diálogo calmo con el Señor ya sea en la Misa o en la confesión. En una época en la cual tanto individualismo se nos vende y en el que podemos considerar la parroquia como un lugar "en contra de otros", peregrinar a la catedral nos  recuerda que somos familia y que la Iglesia es universal, católica.

martes, 9 de octubre de 2012

Inicio do Curso Bíblico.

A Palabra de Deus nunca perde a súa actualidade e moito menos o pode facer sempre que falemos da vida espiritual persoal ou comunitaria dos cristiáns. Na nosa diocese cala dun modo especial pola presenza e perseveranza dos Grupos de Lectura Crente da Biblia. Nestes Grupos compártense fragmentos da Palabra en orde a rezar, meditar e vivir conforme ao que nos ensina.
  
Presentación e reinicio dos Grupos Bíblicos.
Para axudar a estes Grupos e para manter un mínimo de comuñón e de ritmo, unha serie de sacerdotes relacionados coa Vigairía de Pastoral da nosa diocese, estamos a ir ás vilas ourensás para presentar o material deste curso e compartir un intre de oración e estudo con toda a xente que queira vir.
O material que usamos este curso vén do libro editados por Verbo Divino baixo o título de “Deus actúa na historia” (I). Desde a Vigairía animamos á súa compra. En caso de querer usalos, pomos a disposición dos Grupos e interesados un resumo de cada tema nun folio.
As seguintes datas e lugares onde presentamos o material son:
-          Verín, mércores 10, ás 19h, no Salón parroquial.
-          Rivadavia: xoves 11, 20h na Sala do Recreativo Cultural.
-          Celanova: mércores 17, 20h na sacristía do Mosteiro.
-          Os Milagres: xoves 18, ás 19h nas instalacións do santuario.
-          Carballiño: mércores 24, ás 20h no  Colexio das Franciscanas.

Inicio de curso no Seminario Maior.
Como é habitual nestas datas, antes de saír polas vilas, iniciamos o curso bíblico no Seminario Maior de Ourense. Alí reunímonos o sábado 22 para compartir oración e charlas sobre o tema deste curso.
En primeiro lugar rezamos, tomamos a Palabra no seu ámbito propio: o relixioso. Esta oración consistiu nunha primeira entronización do libro da Sacra Escritura, seguíndolle daquela a Lectio Divina dun texto bíblico.
A continuación, a sección intelectual: dúas charlas a cargo dos profesores D. José Antonio Gil Sousa e D. Julio Grande Seara, tocando as perspectivas teolóxicas e bíblicas máis resaltables do tema deste ano: o descubrir a man viva de Deus nos acontecementos da historia, o ver a historio como o ámbito onde Deus vive e actúa no noso favor.
Co seu debido descanso, tamén se complementou a mañá cunha breve comunicación da maneira de achegarse aos textos bíblicos. Correu a cargo de quen isto escribe.
Tanto o Sr. Bispo como o sr. Vicario de Pastoral animáronnos a tomar o Libro nas nosas mans, lelo, meditalo, rezalo e vivilo. En resumo, seguir facendo actual a Palabra nas nosas vidas.
 
RESUMO das charlas e comunicacións do curso de inicio dos grupos Bíblicos.

1.      Don José Antonio Gil Sousa.
Ante a fragmentación de feitos e ante o paso de persoas distintas polas nosas vidas, xorde o desexo e intento de busca de sentido, o ter un fío condutor no que engarzar todo o que sucede ou ás persoas que son significativas no noso cotián existir.
Entre as distintas propostas que nos podemos atopar, a Biblia ofrécenos unha visión lineal da historia, é dicir, un tempo con inicio e con final. Esta historia ten as súas distintas etapas, integradas no transfondo dun Deus interesado en nós, até tal punto de tomar a nosa carne. Esta relación que parte da iniciativa divina cara o home é algo histórico, non algo extemporal e mitolóxico senón unha relación viva inserta no día a día e visible para a fe en feitos e palabras. Ímolo lendo na mesma Biblia, na que os escritores sacros han querido plasmar unha experiencia de fe, quixeron resumir e transmitir verdades relixiosas. Sería algo así como dicir que a Biblia non é un xornal nin nos fai un estudo empírico do Ceo pero si nos axuda a chegar a el.

A historia, vista así, convértese en fonte de esperanza e non en simple discorrer de datas e personaxes. A historia convértese en ámbito de salvación, de encontro co Deus vivo, a historia pode chamarse, pois, historia da salvación.
Que imos resaltar este curso nos temas que veremos nos Grupos?:
1.    A iniciativa divina: o amor e fidelidade de Deus son os primeiros, considerando ao home un interlocutor con quen poder falar e chegar a alianza. Tal fidelidade está sempre por encima dos pecados e limitacións humanas.
2.    O antideus: o oposto aos plans de salvación divina, o que fai violencia contra Deus e os seus seguidores. A veces é unha persoa, outras veces un espírito, un feito, unha estrutura,...
3.    O mediador: o ser humano pode serlle fiel a Deus e convértese nunha ligazón magnífica polo que o Señor facerse presente a outros. Moisés é un modelo excepcional.
4.    O pobo: non só receptor da alianza senón interlocutor recoñecido.
5.    A Alianza: Deus e o pobo en diálogo de salvación.
6.    Signos-sacramentos: a relación salvífica non é algo aéreo e insustancial senón que se manifesta en forma de palabras, obras, lugares ou obxectos sensibles.
 
2.      Don Julio Grande Seara.
A historia é un concepto central para a mentalidade hebrea pois é o ámbito de relación con Deus. Máis que en obxectos, Israel busca ao seu Deus escondido nos avatares históricos.
Babilonia é un dos lugares e é un dos avatares máis importantes para o pobo da Alianza. Alí, no medio da crise do desterro, cando faltan os personaxes e lugares centrais da identidade da comunidade, esta ponse a lembrar, comparte os personaxes e feitos do seu pasado, bota a súa mirada e memoria atrás e pregúntase polas causas que lle trouxeron até o país da súa deportación. Xorde a pregunta: fallou Deus e a súa fidelidade ou todo é causa dos pecados do pobo? Falamos aquí de comunidade e pobo porque é a visión que prima por entón.
Xunto a este recordo xorde a lamentación e a chamada á reflexión, concentrada nos repetidos verbos “mira-lembra”. O pecado dos antepasados descóbrese como a causa dos males presentes.
Pero esta lamentación e reflexión non queda na lamentable expresión da desolación senón que se abre á confianza en Deus, que pode perdoar e actualizar a Alianza cun pobo pecador, e, así, xunto á conciencia do pecado cometido polos pais xorde a certeza da presenza fiel de Deus.
Con esta conciencia aparecerá a reflexión acerca dos bens e o poder: a crise do desterro move a confianza do pobo nos poderosos á confianza na misericordia divina. Hai unha purificación da fe da comunidade e a confesión de YHWH como único Deus e non xa como un entre outros.
En canto ao pobo tamén asistiremos a unha reinterpretación e nova conciencia da súa misión: xa non queda no ser o pobo da Alianza, en sentirse o pobo elixido, senón que a renovada fe failles ver que son os responsables de levar ás demais nacións a fe no seu Deus creador e pai, que se lles entregou unha luz que han de compartir para que as nacións xa non sigan na escuridade do pecado e a morte.


3.      D. Félix Álvarez Rodríguez.
Para os Grupos Bíblicos da nosa diocese a Biblia é o libro principal de estudio e oración. Pero oxalá non quede unicamente nisto senón tamén sexa a forza principal de apoio e salto á vida. Que un círculo virtuoso reine nos nosos días: lectura da Palabra, meditación, oración, acción.
E teriamos así, basicamente, unha das maneiras de achegarnos á Sacra Escritura: a Lectio Divina. Esta consiste nun intre acougado de encontro con Deus a partir da Sacra Escritura en orde a facernos máis amigos del, servirlle mellor e axudar aos nosos irmáns. Con diversas variacións direi que é un método precioso que consiste na lectura atenta dun fragmento da Biblia, no seu estudio e meditación, na contemplación de Deus e o diálogo con El mediante ese fragmento e, finalmente, na toma de decisións concretas para a nosa vida. De tal modo, preténdese que o que lemos sexa o que cremos e iso sexa o que predicamos e facemos.
Unha segunda maneira de atoparnos coa Palabra é a proposta nos resumos que desde a Vigairía de Pastoral lles facemos chegar, baseándonos nos libros de Verbo Divino “Deus actúa na historia” (I). Aquí o camiño empeza na nosa vida, búscase un texto que faga referencia ao que nos ocupa ou preocupa, déixase un tempo para a meditación e o compartir uns con outras ideas ou suxestións, rezamos xuntos e volvemos sobre a nosa vida.
Dúas maneiras válidas para nosa cotidianeidade: partir da Palabra para iluminar a vida ou partir da vida para ver como Deus está nela e espera algo de nós.


martes, 7 de agosto de 2012

El Pan vivo.

Andamos en la Semana XVIII del Tiempo Ordinario y en los evangelios de estos domingos se está liando una buena. Vimos al Señor multiplicando paz y peces (de los que nadan, no PCs) e intentando hacerle ver a la concurrencia que aquello fue un signo, un milagro, un actuar Dios en medio de ellos y que lo importante era la confianza en el Altísimo y no que se confiaran en que volvería a hacerlo, liberándolos del trabajo cotidiano. 

La cosa es que desde lo visible les quiere llevar a lo invisible y, aún más, al Invisible, al Dios escondido a nuestra vista física. Y, claro, parte de la peña como que quería quedarse en lo palpable y comible. Incluso quería nombrar a Cristo rey, ponerlo en el trono para no volver a dar palo al agua ni a la tierra, evitando así derramar sudor sobre los campos de cultivo. Quizás más de uno pensó que mejor que ganarse el pan con el sudor del de enfrente era comerse el pan multiplicado, aunque hubiese que andar detrás de aquel profeta que andaba con gente no muy recomendable pero no se metía en líos por las buenas.

Del pan de la tierra, fruto del trabajo del hombre, Jesús quiere llevar al Pan del Cielo, al alimento que perdura, al Pan que resulta ser Él mismo. Y sin canibalismo alguno sino en la comunión plena que la Eucaristía promete y es. Aunque eso tardaría un poco más en llegar. Y aún por aquéllas más de uno andaba confundido y no se acababa de enterar quién era Él y lo que les mostraba y regalaba.

La tensión irá in crescendo en los evangelios de este domingo, conforme transcurra el llamado "discurso del Pan de Vida". Las ideas y sentires irán quedando a descubierto y muy mal termina aquello cuando incluso Jesús pregunta a sus discípulos si quieren pillar el camino de vuelta a casa. Menos mal que Pedro algo debió de intuir y solucionó aquello ejerciendo de portavoz de los apóstoles... y quizás diciéndole a alguno por lo bajini "esto nos lo explica luego en casa, hombre".

Tal tensión la deberíamos trasladar a nuestra vida, puestos delante del sagrario: he ahí al Pan de Vida, he ahí al Hombre y Dios.

lunes, 30 de julio de 2012

Privacidad e interioridad.

Vivimos tiempos en los que lo individual gana adeptos y defensores a ultranza pero en los que la interioridad pierdes enteros a ojos vista. Mucho hablar del individuo pero poco hablar de su corazón. Y así se nos queda marginado y empequeñecido, reducido muchas veces a sus gustos e intereses privados pero maltrecho en su personalidad.

Es como si sólo preocupase formar una cáscara individual que luego se rellenase de ideas y lugares comunes en orden a formar una masa, más que una humanidad. Como si interesase dar un barniz individual a un conglomerado masificado, formar del mismo barro y en el mismo molde a todos pero vendiéndonos una pretendida individualidad que al final poco más que un par de "toques" diferenciadores tiene.

¿Y el corazón, nuestro santuario interior, nuestro pozo de grandezas y miseria, nuestro espacio íntimo y definitorio? El gran olvidado. Sigue ahí, siempre, pero tantas veces acallado con ideas repetidas hasta la saciedad, con promesas prometeicas de un mundo mejor en la tierra y una nada eterna tras la muerte, con una buena carga de proclamas que hablan de indignación y mundanidad, con deseos de algo mejor revestidos del dulce sonido de la revolución pero rellenos del amargor de un humanismo cojo, manco y reducido a poco más que palabrería.

La interioridad, esa belleza por descubrir. Pues yo me voy a tomar un ratito de calma para irme con ella, conscientemente, con ganas, con mi rato de oración y mi rato de reflexión, con esas dos alas abiertas de par en par que son razón y corazón. Que esto no es cosa de espontaneidad sino de tiempo y diálogo, de encuentro y paciencia. 

Y hoy toca en soledad pero otras veces estará ahí mi hermano, mi prójimo, ése al que tengo cerca pero no puedo hacer un idéntico porque le amo tal cual es o tal cual está llamado a ser. Ése al que descubro en su rostro y su corazón, en su historia y sus posibilidades. Ése al que nombro, unas veces con cariño y otras con recelo u odio, pero que siempre será para mí estímulo más que continuo obstáculo. Ése que pronuncia mi nombre y me hace poco menos que existir porque me descubre como amigo y hermano. Ése con quien sintonizaré desde mi interioridad y desde dentro podré amar.

viernes, 27 de julio de 2012

Ya de mañana...

Pues sí, ya de mañana la oración de la Iglesia nos anima a pensar en la eternidad, en el otro Mundo, en el Más Allá, en el otro lado del segundo que separa vida y Vida... Y lo hace de una forma sencilla a la par que contundente: con la oración que clausura las Laudes, con la sencilla fórmula "El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna. Amén." 

La oración matinal que encomienda el día al Señor nos pone ya en ámbito de trascendencia, en búsqueda de Más, conscientes de la presencia de Dios en nuestros minutos y en alerta para no despistar nuestro camino. Un camino que hollan nuestros pies y es escalón hacia tiempos no conocidos pero sí sospechados, es impulso finito hacia el infinito, es sementera de cosecha eterna.

La misma oración que nos abre el día es la que nos abre al Gran Día del encuentro con Cristo tras nuestro último suspiro en este paso terrenal, es la llamada y petición al Padre para que nos sostenga en la senda que el sol mañanero abre. Pero no es una escapada sino una llamada de atención sencilla y urgente, que no pedimos desentendernos de la tierra sino lograr alcanzar el Cielo.

Pedimos bendición para empezar con buen pie, independientemente de si hemos echado a tierra primero el izquierdo o el derecho. Pedimos protección pero no porque el mundo sea malo sino por que el mal y el Malo están muy presentes y muy cercanos. Pedimos ser conducidos a la Vida porque nuestro deseo es vivir y Dios es Dios de vivos.

martes, 29 de mayo de 2012

Nota acerca del Tiempo Ordinario. 2012.

El calendario de las celebraciones eclesiales no sigue al civil sino que tiene su propia división y normas. Una de las divisiones más grandes que tiene y llaman la atención es la denominada "Tiempo Ordinario o Per Annum". Al igual que hay esos tiempos de preparación y festejo, muchas veces llamados Tiempos fuertes (Adviento, Navidad, Cuaresma, Pascua), tenemos esta división grande en la que no celebramos de un modo especial ningún "misterio" de la vida de Jesús sino que más bien vemos al Señor predicando el Reino y haciéndolo visible.

En este Tiempo se viste el color verde la vida y la esperanza, hay posibilidad de escoger entre varios formularios en la Misa y distintas oraciones, se celebran muchas memorias y fiestas del Señor, de la Virgen, los ángeles y los santos. Es un Tiempo genial para pararse a conocer a Jesús como Dios y hombre, como puente entre el Padre y la humanidad y redescubrir la Palabra, que se dirige a nosotros. No sé, puede ser una buena iniciativa para el curso que viene, apuntarse a algún grupo bíblico y darnos cuenta que Dios se dirige a nosotros por su Palabra y nosotros a Él por la oración.
 
Copyright © 2010 En Camino a la Verdad y la Vida.. All rights reserved.
Blogger Template by