lunes, 20 de octubre de 2014

Pregón de Apertura del Año Jubilar Teresiano 2014.

Va tocando el día a su fin y tras las misas en las parroquias, tras los encuentros familiares o cierto descanso, venimos a presentarnos ante el Señor, venimos a un último encuentro entre hermanos que nos reanime y ponga el broche celebrativo a este domingo, regresamos al calor fraterno de la mesa del altar y compartimos la alegría de la apertura del V centenario del nacimiento de santa Teresa de Jesús, anunciamos un año de gracia que nos acerca el recuerdo de esta trotaconventos castellana que empezó buscando el martirio, pasó por el desierto de la oración y nos legó una vida que es camino místico de busca y encuentro del corazón eterno de Dios.

En tiempos de necesidad y apertura a lo trascendente, esta santa andariega y alegre recuerda a propios y extraños que Cristo es el rostro visible de Dios invisible y que por la humanidad de Cristo llegamos a su divinidad. Que, como en la liturgia, vamos de lo visible a lo invisible y en lo manifiesto brilla la luz inextinguible de la revelación divina. Es una buena excusa para presentarla a quienes no la conocen, pues es maestra y testigo, es transmisora de una experiencia preciosa de encuentro personal con el Dios invisible que la mimó y le reveló sus profundidades.

En tiempos de individualismo y búsqueda personal, será esta reformadora animosa un buen referente. Será la espuela que empuja cara profundidades mayores más y más adentro en la espesura del corazón humano, siguiendo los pasos del Amado que un día, en nuestro bautismo, nos marcó con el sello indeleble de su amor y pertenencia. Podremos tomar sus obras para proponer al buscador de lo espiritual y de la autorealización que es la propia alma el castillo a conocer y conquistar, el bastión en el que ondea la bandera de Dios, oteada a veces y reconocida apenas como ansia de eternidad y vida.

En tiempos donde vende la novedad y lo cambiante, extraños y prójimos veremos a la reformadora que ama y porque ama busca lo mejor y verdadero para la Iglesia. Con ella podremos aprender el valor de la paciencia y lo bello intemporal, la necesidad de reforma en miembros e instituciones dentro de esta gran familia que brilla con el esplendor de la fe y, a veces, soporta la negrura del pecado y el demonio en su propio seno.

No queramos aprehenderlo todo en este momento ni en esta tarde, no. Dejemos que todo un año nos enseñe y acerque. Año que en nuestra Iglesia particular se vivirá desde este Año Mariano, desde estas ganas de nueva misión y desde el inicio de un curso que nos habla de sueños y realidades, de retos y propuestas, de Dios y de la humanidad, de lo nuevo y lo antiguo, de lo necesario y lo urgente. No hay tiempo de más, no al menos hoy. Así, pues, callo, y con todos vosotros, celebro esta misa y esta apertura de Año Jubilar teresiano. No podríamos hacerlo desde mejor lugar que este Carmelo que nos acoge e invita, que nos agradece la presencia y nos lanza al desafío de conocer y tratar con esta buena amiga de Cristo y hermana nuestra.
(Pronunciado el domingo 19 de octubre de 2014, en el carmelo de Ourense, a los pocos minutos de las 19 horas, justo antes de la Misa presidida por el Sr. Obispo, monseñor Leonardo Lemos)

viernes, 18 de abril de 2014

Hoy... hoy no hay Misa.

Y es que estamos en Viernes Santo y de antiguo es el único día del año que no hay Misa, fíjese usted. No sería extraño que a las puertas de más de una parroquia con Misa diaria se sigan acercando personas a preguntar por la Misa de nueve (después de Pascua avísame y te cuento alguna anécdota de estas) y se encuentren con el sacerdote explicándoles que hoy no hay, aunque ellas afirmen que otros años se hacía... y uno se lo piense dos veces antes de echarse a reír o cabrearse.

Lo dicho, hoy no hay Misa. Y es que la celebración de este Viernes es la de la Pasión. Con esas dos partes definidas: la liturgia de la Palabra iniciada con la postración sacerdotal ante el altar y rematada con las preces (especialitas hoy, aviso) y, como segunda parte, la adoración a la cruz y comunión.

La liturgia de la Palabra es larga, por eso qué bien sienta poder celebrar menos y poder hacerlo con más gente y con voluntarios que se unan para leer la pasión. Esta lectura de la pasión es la misma siempre: la versión de san Juan. Y la adoración de la cruz es también algo único: sólo se realiza hoy.

Aproveche usted que vale bien la pena acercarse a una iglesia y pegarse el chapuzón litúrgico del día. Y anímese a hacerlo con el espíritu de la Iglesia: con ayuno y abstiencia. Porque el Esposo hoy es asesinado, los ánimos caen, la muerte se hace oscura presencia que envuelve. La esperanza en la resurrección brilla como una velita pero ha de templarse ante el realismo de este Maestro de bellas palabras y magníficos signos que en la cruz muere, perdonando y salvando.

Ah, si se siente usted cristiano, no deje de echarle una mano a su sacerdote... GRACIAS.

jueves, 17 de abril de 2014

Jueves santo... de nuevo.

Y el triduo pascual regresa y se abren los libros litúrgicos para darnos el tesoro de nuestra fe concentrado y quintaesenciado. Misterio de la pasión, muerte y resurreción del Señor en tres días potentes de celebración especial.

Personalmente, iba a poner una pica en Flandes con la posibilidad de poder celebrar estos dos días en Allariz con las parroquias más cercanas pero está visto que no he sabido animar y convencer o no están por allí los tiempos para uniones y celebraciones bellas y con calma. Tocará ponerse las pilas, ajustar el reloj y rodar por algunas parroquias para poder llegar a los más posibles y de buenas maneras. Porque el peligro es querer ir a todas y andar a toda velocidad sin profundizar ni dar tiempo a celebrar dignamente. Hombre, estos días se merecen una calidad especial. Lástima que muchos feligreses no se den cuenta o, peor, no quieran cambiar su actitud sabiéndolo.

Al final, un poco como siempre: mañanas en las celebraciones de la ciudad, tardes en las parroquias... y la novedad de participar por primer año en las celebraciones de Allariz. No en todas que no hay tiempo pero sí en algunas. Lo cual será un pequeño remanso de novedad y calma. Liturgia con otros compañeros y no yendo solitario de un sitio a otro.

Jueves santo de nuevo, día de la institución de la Eucaristía, del sacerdocio, del mandamiento nuevo del amor... uuuuuy, mucho por recordar y por poner al día.

Ya sabes, FELICITA  a tu cura, reza por él y, si te cuadra, échale una mano con las celebraciones. GRACIAS.

lunes, 27 de mayo de 2013

Crónica del Encuentro de Grupos Bíblicos de Ourense 2013.


Es de resaltar que esta llamada de la Vicaría de Pastoral este año se ha visto ampliamente respaldada. Sabemos que es época de primeras comuniones y confirmaciones pero es también invitación ya tradicional: el último sábado de mayo es jornada especial para los Grupos Bíblicos de nuestra diócesis.

El pasado sábado, 25 de mayo, diversas parroquias respondieron a esta llamada y se reunieron en las instalaciones del antiguo colegio de los paúles. Llegaron a las once de la mañana para, al poco rato, empezar juntas la jornada.

Dirigida por don Paco Pernas, la Lectio Divina nos acercó a Hb 11, 1-22. Tras una introducción y breve presentación del texto, don Francisco Prieto entronizó el libro de la Sagrada Escritura. Este momento de oración cuenta con las voces de hasta siete laicos distintos, de tal modo que hacemos palpable este deseo de sentirnos todos protagonistas en la convivencia.


Tras la oración, la formación. Don José Antonio Gil tomó la Carta de Santiago y nos  fue desgranando su contenido. Bien nos lo advirtió al principio: esta charla no va a ser un lugar de discusión acerca de quién es el autor, su época o destinatarios... No, esta charla presentará el contenido de la Carta y su meditación y aplicación a la vida en nuestro tiempo.

La fe se expresa en obras y a la caridad hecha carne empuja. Santiago baja a cuestiones concretas, a hechos cotidianos donde la fe se expresa u oculta, donde se escoge la bendición o la maldición, el camino de la vida o el de la muerte.

Al primer camino corresponde la fe en Dios y el amor al prójimo, la coherencia cristiana y testimonio del Nombre de Jesús, las obras de misericordia y la acepción de todos.

Al segundo camino, contrario a Dios y qlejado de las necesidades de los hermanos, corresponde lo contrario.
Santiago pone a la luz, también, la doble vida que nos tienta o nos esclaviza. Ahí están los pecados de la lengua, el engreírse en la sabiduría humana que deja de lado a Dios, los peligros de la riqueza,...
Pero no todo es una cuestión de responsabilidad individual sino que el autor de la Carta exhorta a la corrección fraterna, al buscar y perseverar en la verdad y el compartirla y llamar la atención cuando el hermano se desvía de la coherencia cristiana.

Don José Antonio remató su conferencia invitando a leer con calma la Carta y a no olvidar la palabra, y la práctica viva, de la coherencia.

A las 13.45h fuimos al santuario a rezar el Angelus y ensayar los cantos de la celebración de la tarde.
A las dos de la tarde, la comida, con su debida sobremesa, animada especialmente por don Tomás Delgado, párroco de Xinzo, al que siguió algún espontáneo. Luego, recoger las "cestas" y para el santuario de nuevo.

Allí se celebró la Liturgia de la Palabra, presidida por el Sr. Vicario de Pastoral, basándose en el texto lucano referido a María y su fe en Dios, alabada a grandes voces por su prima Isabel: "Bendita tú que has creído". Y en ese clima oracional se animó a los fieles a pasar junto a la imagen de la Virgen madre, nuestra Señora de los Milagros, mientras recibían una vela encendida como recuerdo del día y mientras se desgranaban las avemarías de los misterios de gozo.

Tras el rezo de las letanías de algunas advocaciones marianas de Ourense se cantó el himno de la Virgen de los Milagros, "de Ourense joya preciosa", y nos despedimos a las cinco de la tarde.

Acudieron unas ciento veinte personas de toda la diócesis y las impresiones recibidas en general fueron muy positivas, lo que nos anima a ir pensando en una nueva convocatoria el año que viene. Ojalá que durante el curso se formen nuevos grupos de lectura creyente de la Biblia y los tengamos con nosotros, ya sabéis, el último sábado de mayo en el santuario de nuestra Señora de los Milagros del Monte Medo.

Que la Palabra os acompañe.

viernes, 29 de marzo de 2013

Balbuceos poéticos a ritmo de lluvia y soledad.



La lluvia conforma en su monótono chapoteo oscuro una preciosa nana de inefables promesas de sueño. Desde mi ventana oteo un cielo que se licúa en un mar de húmedas bendiciones que me apresto a rescatar de las calles empedradas de tantas pesadillas cotidianas y, paciente alquimista, me dispongo a la sutil destilación del plomo nocturnal en áureo sueño, presto a la lisonjera seducción de la dama plateada, oculta hoy tras los velos lejanos de nubes celosas de su monócula observancia.

La melancolía se parte en cien regueros de búsquedas que hoy no pienso seguir. Quizás deje vivir un par de ellas, consciente de la lejanía de sus aspiraciones y de la distancia de quienes quisiera ahora poder abrazar. Lo hago desde el cabal invisible que da forma espírita a emanaciones prodigiosas e ilocalizables de viento amoroso, imaginarios suspiros por las miradas que sobreviven en mis recuerdos y espero vivas en sus domicilios.

Corre la lluvia por la auriense plaza y la imagino ante el portal de quien quizás se emocione ante esta línea que guarda un reverente beso para ella, asombrado el propio caballero ante tal desparpajo de la pluma ciberexistente y cuasipensante o, mejor, más libre y atrevida que la del corazón que la riega en mares de rojo fluido vital. La sincronicidad y su sonrisa dirán...

Cayó la noche y la inspiración meliflua da paso a palabras que busqué de día y que no hallé hasta que abandoné tal pesquisa. Ya está: ha hablado. Ahora toca el silencio y el asombro ante la magnanimidad de un techo y un lecho, ante la presencia de la soledad y la gracia, ante el deseo recatado de dulces sueños que amparen una sonrisa que al alba espero encarnar.
 
Copyright © 2010 En Camino a la Verdad y la Vida.. All rights reserved.
Blogger Template by